En el taller de Emi de la LLave “No soy madre” he encontrado un lugar donde sentirme segura y protegida para investigar lo que siento respeto a la maternidad.  Ahora sé por qué no soy madre. Ahora soy consciente de que son las decisiones y caminos que he tomado en mi vida los que me han conducido al momento en el que me encuentro. Junto a Emi he aprendido que la felicidad de mi vida y la de la cada mujer (y de cada ser humano) no depende de ser o no ser madre; depende de uno mismo.

MAITE NAVALES